CUATRO DÉCADAS DE OFICIALIDAD DEL HIMNO A LEÓN

Conocido y asumido popularmente, el Ayuntamiento de la capital lo institucionalizó en marzo de 1978, siendo alcalde Óscar Rodríguez Cardet

Un coro interpreta el himno de León./
              El Orfeón Leonés interpreta el himno de León. 
 
ELENA F. GORDÓN

Ni el autor de la letra, el abogado y periodista leonés José Pinto Maestro (1893-1952), ni el compositor de la música, Odón Alonso (1900-1977), llegaron a ver cómo el Himno a León se convertía en el himno oficial de la ciudad poco después de fallecer el músico bañezano. Tuvieron que pasar más 44 años desde su estreno -y de la dedicatoria que ambos hicieron del mismo tanto al Consistorio como a la Diputación- para que el Ayuntamiento de la capital lo adoptara como propio.

El pleno celebrado el 16 de marzo de 1978, siendo alcalde Óscar Rodríguez Cardet, reconoció institucionalmente el mérito de una composición asumida y popularizada mucho tiempo atrás, a la que el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) dio el lunes 10 de abril el reconocimiento formal -en el ámbito municipal- que los leoneses le otorgaron casi medio siglo atrás.

El estreno tuvo lugar en julio de 1934 durante la celebración del quinto centenario de las Justas de Suero de Quiñones de Hospital de Órbigo, y la interpretación corrió a cargo del Orfeón Leonés. Odón Alonso fundó en 1941 la Banda Municipal de León, que lo adaptó con los arreglos correspondientes, y propició su presencia en actos y celebraciones. Es la banda sonora de todo tipo de eventos en tierras leonesas y traspasa fronteras para servir de recuerdo y exaltación ‘del amor al terruño’ en cualquier punto del planeta.

La puesta de largo del himno ya oficial de León tuvo lugar el 1 de octubre de 1978 en la plaza del Grano, tras la llegada de los carros engalanados que festejaban a San Froilán. El Orfeón Leonés, dirigido por Luis Samartino, acompañado de la banda de música, lo interpretó. También lo grabó la orquesta y coros de RTVE dirigidos por Odón Alonso, hijo del autor de la música, para favorecer su difusión.

Pero el himno que arranca con un rotundo ‘Sin León no hubiera España’ y que llegó para quedarse pudo haber sido otro. Según se explica en ‘protocolo.org’, en 1903, con motivo del segundo centenario del Padre Isla, el Ayuntamiento anunció la convocatoria de un premio dotado con 125 pesetas para disponer de la música de un himno leonés. Al parecer, la convocatoria fue cancelada, aún cuando ya existía una letra preparada, obra de Benito Blanco.

Las mismas fuentes señalan que dos sacerdotes, Uriarte y Zorita, habrían compuesto la letra y música de una Marcha de la Ciudad que entregaron al Ayuntamiento y que se dio por recibida en enero de 1940 y otra propuesta de Salvador Ibarra llegó cinco años y medio después sin que tampoco fructificase su adopción.

Trompeta y tambor

La ciudad de León no aprobó como oficial un himno hasta 1978 pero la música como símbolo de identificación de la misma estuvo presente desde varios siglos antes. Así, en el siglo XVI ya se citaba como “antigua” la existencia de una marcha o diana de caballería que se interpretaba con trompeta y tambor en la fiesta de la Virgen de agosto. Otras muchas marchas pudieron sonar después hasta la llegada de la que ‘hace asomar a los labios el corazón para gritar’: ‘Viva León, Viva León!’.

 

ODON ALONSO

Nació Odón Alonso González el 7 de enero de 1900, en La Bañeza, en el seno de una familia de confiteros, grandes amantes de la música que desde la niñez inculcaron esta afición a sus hijos.

Su primer profesor musical fue D. Potenciado Pardo, a la sazón director de la banda de La Bañeza. Este profesor le enseñó el primer año de solfeo y los principios de flauta, siendo este el primer instrumento que tocó en la banda, con siete años de edad. Posteriormente por su cuenta, como autodidacta, aprendió a tocar el violín, violonchelo, piano y saxofón. Como alumno aventajado que era, a los doce años ya dirigió su primera rondalla, al tiempo que componía para otras.

En 1923 organiza y dirige la Masa Coral Bañezana y una pequeña orquesta compuesta por alumnos suyos. Esta conjunción de Masa Coral y Orquesta, constituiría mas adelante la llamada Masa Coral Instrumental Bañezana.
En el año 1933, llegó a León, ya casado con Doña Iluminada Hordas, en compañía de sus hijos Odón y Emilio. Una vez en León, con las presiones de Pinto Maestro, director de “La Mañana” y presidente del Orfeón Leonés, se hizo cargo de este para el resto de sus días, sustituyendo a D. Rafael Chico Bartolomé, Director de la Banda del Regimiento Infantería de Burgos 36.

Fue por aquel entonces cuando puso música al Himno a León. Otra de sus obras mas queridas, la Plegaria a la Soledad, “Sola quedas Madre mía”, fue estrenada con el Orfeón Leones en 1935.
Por aquellos años dedicó gran parte de su actividad a la zarzuela, montando Los Gavilanes y otras obras de Guerrero, Sorozabal, etc., con el Orfeón, al tiempo que escribía sus zarzuelas Rosina o Así se quiere en mi tierra y La mujer que anda de noche.
A petición del Ayuntamiento de León de la época formó, lo que a partir de 1941, sería la Banda Municipal de León, que tras un breve paréntesis en 1963, fue base de la actual.

Historia del Orfeón 1988

Con motivo de las Primeras Jornadas de Canto Coral “Ciudad de León” el 4, 5 y 6 de Marzo de 1.988

Cartel 1988

Con referencia a los orígenes del ORFEON LEONES, aún no muy claramente definidos, existen antecedentes que nos dicen, que en el año 1886, fue inaugurado el Círculo de Obreros Católicos, en el que se impartían clases de Música, siendo uno de los encargados de hacerlo, el Maestro AREAL, al que también nos encontramos en la página 104 de la revista RENACIMIENTO, de fecha 24 de Septiembre de 1922, en que en un artículo titulado LA MUSICA EN LEON. UN POCO DE HISTORIA, su autor, A.B. Alfageme, refiriéndose al año 1888, comenta la realización de una serie de conciertos dados en el «nuevo» Café IRIS, así como la creación del Centro Musical de León, con academias de Solfeo Canto y Declamación, dirigido por D. Eduardo de Nava, D. Manuel Fernandez y el Maestro de Capilla de la Catedral, diciendo a continuación: «De la misma época, data también el notabilísimo ORFEON LEONES, que organizado por el maestro-compositor D. José Areal, luchador infatigable como gallego que era, logró muy positivos éxitos».

Continuar leyendo “Historia del Orfeón 1988”